sábado, 12 de febrero de 2011

Rojo, blanco, negro




Nikon D300 AFS Nikkor 500VR + 1,4XTC, a pulso, exposición manual

Pocas combinaciones de color tienen tanta fuerza gráfica como el trío formado por estos tres colores. El blanco y negro son la manifestación más extrema del contraste. El rojo añade saturación y atracción para el ojo humano, especialmente sensible a este color.
Un contraluz con una buena sobreexposición hacen que hasta la luz más dura de la tarde se conviertan en una lámina de papel blanco sobre la que pintar con colores tan rotundos. Tal vez por es por eso que este tipo de imágenes "en clave alta" me atraen tanto, porque me evocan el papel sobre el que tantas veces he pintado.
Me gustan los contraluces sobreexpuestos porque permiten alejarse de convencionalismos: como fotografiar con luz a favor, imagénes sin ninguna zona quemada, evitar la luz dura de las horas centrales del día y otras cosas por el estilo.

8 comentarios:

Federico García dijo...

Tienes toda la razon, imagenes con una gran fuerza y expresion

Jose Manuel dijo...

Como siempre Juan, en tu linea. Dando clases magistrales de fotografía.
Tenemos que quedar otra tarde.

abrazos

Mario Cobler Blanco dijo...

Hola Sr. Aragonés, buena serie, con un control de la luz increible. Desde luego viendo sus trabajos se nota que domina las situaciones extremas y que saca un buen partido de ellas.
Un saludo desde Girona

Jose A. Sencianes dijo...

Vaya tela Juan.... hasta ahora los colores blanco, rojo y negro juntos siempre los había asociado a la bandera nazi, pero a partir de ahora me acordaré de tus cigüeñas. Como le sacas partido a cualquier tarde macho... es alucinante. UN abrazo

Juan Aragonés dijo...

Muchas gracias a todos por pasar y comentar :-)

Jesús Giraldo Gutiérrez del Olmo dijo...

Buenas Juan. La verdad es que eres un artista en esto de la foto. Ya no sólo es que tengan calidad las imágenes, es lo que se desprende de ellas y la técnica que empleas. Muy buenas, y sobre todo diferentes

Rubén Rodríguez Olivares dijo...

Señor Aragonés, ya no se que poner en los comentarios que te hago, porque me salen algunas cosas que no debo de escribir. Quillo, me gustan mucho las fotos, no veas el partido que les sacas, lo peor es que nosotros vamos, lo intentamos y nada de nada y vas tu y toma, sin problema. Eres un crack.
Un abrazo.

Juan Aragonés dijo...

Jesús y Rubén, es cuestión de intentar hacer algo diferente, disparar a contraluz, sobreexponer.. pero, sobre todo, olvidarse de los convencionalismos siempre que haya oportunidad. Gracias por comentar majos :-)