viernes, 25 de febrero de 2011

Despegue de garceta grande




Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4XTC, a pulso desde el coche, exposición manual, encuadres de aproximadamente 12Mp


Tirando de archivo he encontrado en el disco duro este despegue de una garceta grande a contraluz. Estas fotos son de la misma serie de mi reciente entrada dedicada a las garcetas. Una tarde realmente productivo en el entorno de Doñana. Recuerdo que al tomar esta secuencia eché en falta algo más de velocidad de disparo en ráfaga en mi cámara. Seis fotogramas por segundo se me quedaron cortos para capturar el primer golpe de ala y la anatomía de un despegue. Increible lo que estos bichos pueden hacer en un segundo :-)



martes, 22 de febrero de 2011

"Love is in the air"

Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, a pulso, exposición manual, 6Mp

Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, a pulso, exposición manual, 6Mp

La primavera ya se huele en el aire y muchas de las cigüeñas que veo en el entorno de Córdoba ya están en sus nidos, algunas de ellas incluso parece que incubaran aunque yo no soy muy bueno para retener datos fenológicos y no estoy seguro de si ya han comenzado la puesta. Lo que si se nota es que el amor de las cigüeñas se respira por doquier. Crotoreos, carantoñas, aportes de material y todas esos quehaceres previos al inicio de la reproducción.
El año pasado por estas fechas, más o menos,
estuve fotografiando a esta pareja metida en faena y preparando el nido para la inminente incubación. El próximo fin de semana intentaré volver a encontralas en el mismo lugar y espero que se porten tan bien como el año pasado :-)

"Love is on the air, in the whisper of the trees
Love is on the air, in the thunder of the sea..."

miércoles, 16 de febrero de 2011

Garcetas

Nikon D300 AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, exposición manual, a pulso desde el coche (encuadres entre 12 y 9,5 Mp)

Las aves de color blanco son especialmente agradecidas a la hora de fotografiar a contraluz, sobre todo, al amanecer y al atardecer cuando los rayos solares que atraviesan sus alas blancas se convierten en cálidas transparencias -anaranjadas o rosadas- y las sombras del plumaje adquieren tonalidades frías -azuladas o violáceas-. Es el contraste entre los tonos cálidos y los fríos o lo que es igual, la complementariedad de los colores, lo que hace que el ojo humano sienta atracción. Nada nuevo que no supiera Van Gogh o cualquiera que haya pintado un poco, aunque es cierto que el genio holandés llevó al extremo el uso de colores complementarios para imprimir fuerza a sus obras. En esto de cocinar colores, no hay mejor receta que poner en vecindad a los azules y a los amarillos. Por supuesto, los contrastes de color que se consiguen al fotografiar aves blancas a contraluz y en clave alta son mucho más sutiles y suaves que las obras impresionistas pero el efecto de realce es similar. En este asunto, sin lugar a dudas, las aves de plumaje oscuro pierden por goleada y raramente pueden generar los sutiles tonos de color de las aves blancas.
Las garcetas grandes, aparte de una elegancia exquisita, tienen esa cualidad alba en las plumas que las hace idóneas para ser fotografiadas en clave alta pero, a pesar de que se trata de una especie en expansión y de que me había imaginado muchas veces este tipo de fotos, nunca había tenido buenas oportunidades para fotografiarlas hasta que, de repente, un día pareció como si todas las garcetas grandes y comunes del entorno se pusieran de acuerdo y posaran a la distancia justa y con la luz deseada y yo, por supuesto, les hice todos los honores ;-)

sábado, 12 de febrero de 2011

Rojo, blanco, negro




Nikon D300 AFS Nikkor 500VR + 1,4XTC, a pulso, exposición manual

Pocas combinaciones de color tienen tanta fuerza gráfica como el trío formado por estos tres colores. El blanco y negro son la manifestación más extrema del contraste. El rojo añade saturación y atracción para el ojo humano, especialmente sensible a este color.
Un contraluz con una buena sobreexposición hacen que hasta la luz más dura de la tarde se conviertan en una lámina de papel blanco sobre la que pintar con colores tan rotundos. Tal vez por es por eso que este tipo de imágenes "en clave alta" me atraen tanto, porque me evocan el papel sobre el que tantas veces he pintado.
Me gustan los contraluces sobreexpuestos porque permiten alejarse de convencionalismos: como fotografiar con luz a favor, imagénes sin ninguna zona quemada, evitar la luz dura de las horas centrales del día y otras cosas por el estilo.

viernes, 4 de febrero de 2011

Palmeras

Nikon D2X AFS Nikkor 18-70

Ésta es una foto que ya tiene unos años, aunque en realidad, es un ejercicicio de photoshop muy simple: una composición especular a partir de una sola foto. La realicé en el patio de mi casa y... bueno, antes de que nadie se lo plantee tengo que decir que sí, el color de la pared es justo así ;-)
La palmera es una Chamerops excelsa que acaba de traer a casa y que unos meses después cascó (ahora la sustituye un Chamerops humilis que va como la seda).
Desde un punto de vista fotográfico lo que más me atrae de esta imagen es la combinación de color en la queel fondo tiene más protagonismo que el sujeto principal, la luz suave que se filtra desde arriba y la tremenda elegancia de las hojas de la palmera. A veces, hasta en los rincones más insospechados podemos encontrar elementos de inspiración. :-)