martes, 24 de junio de 2014

Galápago leproso

Nikon V1, FT1, AFS NIkkor 500VR, 1,4X-TC, exposición manual, trípode, sin hide

Nikon V1, FT1, AFS NIkkor 500VR, 1,4X-TC, exposición manual, trípode, sin hide

Qué mágica es la fotografía que consigue que incluso un humilde galápago leproso en una pequeña gravera sea capaz de transmitir tanta tranquilidad e inmensidad. Qué buen rato me dieron estos, cada vez más raros, quelonios :-)




2 comentarios:

Ars Natura dijo...

Mejor las cervicales a remojo?

Juan Aragonés dijo...

ja, ja, mucho mejor y más fresquitas Goyo