domingo, 7 de diciembre de 2014

Retratos de ánade real

Nikon D300, Tamron 150-600 VC, a pulso, exposición manual, ISO 800, f8, 1/200s
Detalle de la imagen anterior
Esta mañana he pasado un par de horas fotografiando los ánades reales que viven en el río, justo a 10 minutos de mi casa. Más que nada por matar el gusanillo fotográfico y por seguir acostumbrándome al Tamron 150-600 VC. Esperaba poder poner a prueba las aptitudes que el Tamron tienen para la acción y fotografiar algunos vuelos ya que las pocas pruebas que he hecho hasta ahora no han sido en condiciones óptimas y aún no tengo una idea clara de cómo se porta este objetivo en esas situaciones. 

Nikon D300, Tamron 150-600 VC, a pulso, exposición manual, ISO 800, f8, 1/1000s
Por desgracia, los patos no han estado muy volatineros esta mañana así que no he podido hacer lo que esperaba aunque sí que me he traído algunos retratos con luz interesante. 
Me sigue sorprendiendo lo bien que funciona este objetivo a máxima longitud focal cuando el sujeto está muy cerca, como es el caso. Y yo que pensaba usarlo hasta 400mm como máximo.... ;-)

4 comentarios:

Ars Natura dijo...

Día de nubes y claros... como se puede apreciar mirando al macho de real a los ojos...

Precioso detalle y afinadísimo enfoque.

Juan Aragonés dijo...

Goyo, muchas gracias por pasar y comentar :-)

Isa Oltra dijo...

Hola Antonio.
Siempre colaborando y aportando novedades
Espectacular el detalle del Azulón con ese nuevo objetivo.
Mi enhorabuena junto a mi saludo más cordial

Juan Aragonés dijo...

Gracias Isabel :-)
Un saludo para tí también