lunes, 13 de junio de 2016

Escribanos hortelanos con la Nikon D500

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode

Nikon D500, AFS Nikkor 500 VR + 1,4X-TC, exposición manual, trípode
El fin de semana pasado estuve con unos amigos por la sierra de Gredos en busca de algunas especies de paseriformes a las que les tenía muchas ganas ya que por el sur son muy infrecuentes, desconfiadas o simplemente, están ausentes. 
El escribano hortelano es una de las que más ganas tenía de fotografiar y también de ver ya que nunca la había observado. Esta especie ha superado mis expectativas y no solo porque ha resultado ser más bonita de lo que hubiera imaginado sino también por lo extremadamente colaboradora que se ha mostrado ya que en la zona dónde la fotografié está muy acostumbrada al trasiego de montañeros, senderistas y pajareros.
Una especie realmente preciosa a la que ha acompañado una luz suave y dulce, de esa tan especial que hay por las montañas, y con la que he disfrutado un montón :-) 

5 comentarios:

J. Daniel Fernández Herrero dijo...

Esas luces y esos fondos son para enmarcar, excelente serie. Se ve que funciona bien la nueva cámara.
Un saludo.

Francisco Negrin dijo...

Preciosos tonos y luz, realmente de vicio.
Promete, mucho, esa nueva adquisición.
Saludos.

Juan Aragonés dijo...

Daniel y Francisco, muchas gracias por pasar y comentar :-)
Por ahora, y salvando algún problemilla menor que he tenido con la cámara, estoy muy, muy contento con esta máquina.

Ars Natura dijo...

Al final harás que me pase a Nikon... vaya fotos que salen de esa máquina. Aunque me temo que mucho tienen que ver las manos también...
Preciosos esos leves contraluces.

Un saludo desde el norte.

Juan Aragonés dijo...

ja, ja, ja, gracias Goyo :-)