domingo, 30 de junio de 2013

Cigüeña blanca


Nikon D300, AFS Nikkor 500VR, hide, exposición manual, trípode y wimberly


Un par de imágenes de ayer por la mañana. Una luz de suave, un fondo lejano de pastos agostados y unas tenues nubes matizando la luz rojiza del amanecer convirtieron la mañana, durante unos minutos, en un momento de luz mágica. La presencia una cigüeña inmaculada hizo el resto :-)
Por cierto, el color blanco de las patas se debe a los propios excrementos del ave, que la cigüeña usa para "refrigerarse" un poco  y son un indicio de que el calor ya aprieta de lo lindo.

3 comentarios:

Hernán Tolosa dijo...

Hermosas las fotos de la cigüeña pronta a aterrizar. me gusta la especie europea, tiene más cara de "buena" o simpática que las que hay por aquí, con esos ojos y pico grande que tienen

Francisco Negrin Afonso dijo...

Interesantes luces y composiciones ; creo que la primera tiene mejor distribuidos los elementos en el fotograma, y la segunda presenta un despliegue alar más interesante. Asimismo es curioso e instructivo el dato de las patas.
Saludos.

Juan Aragonés dijo...

Hernán y Francisco, gracias por pasar y comentar :-)