sábado, 1 de junio de 2013

Fumarel cariblanco

Nikon D300, AFS Nikkor 500VR, trípode, wimberly, sin hide, exposición manual
Este año no he tenido muchas ocasiones de escaparme a la marisma y, de hecho, tan sólo he podido tener ocasión de una sesión fotográfica con buena luz aunque, en realidad, la fotografía no era más que una escusa para pasar una tarde pajareando en compañía de mi buen amigo José Antonio Sencianes y reírnos un rato contando batallitas.
Eso sí, lo cortés no quita lo valiente, y mientras charlábamos y disfrutábamos de las idas y venidas de moritos, cangrejeras y avetorillos hubo ocasión de tirarle a los fumareñes cariblancos que estaban realmente colaboradores y confiados.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Impecable!

Francisco Negrin Afonso dijo...

Parece que levita sobre el verde. Un deleite visual. Saludos.

Francisco Negrin Afonso dijo...

Parece que levita sobre el verde. Un deleite visual. Saludos.

Jose A. Sencianes Ortega dijo...

¿que decir de la foto y de la tarde? Inmejorable

Juan Aragonés dijo...

Gracias por pasar y comentar :-)
Senci, qué tarde más buena y cuanto nos reimos je, je