domingo, 19 de enero de 2014

Zampullín cuellinegro


Nikon D300, AFS Nikkor 500 VR, a pulso, exposición manual, sin hide

Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, a pulso, exposición manual, sin hide

Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, a pulso, exposición manual, sin hide
Uf, qué difícil me resulta conseguir imágenes enfocadas a ras de agua cuando el agua se mueve, aunque sea de forma tan suave como ayer en la ría del Odiel. Menos mal que este zampullín de ojos hipnóticos se mostró tremendamente colaborador y confiado durante más de media hora y me permitió conseguir algunas imágenes que me dejaron contento y no solo por cuestiones técnicas como la definición, la profundidad de campo o el punto de enfoque dónde ha de estar sino también por esas texturas tan sinuosas del agua que me gustan mucho. Y eso es lo que cuenta... ¿no? :-)

3 comentarios:

josemaria dijo...

Juan unas fotos muy muy buenas del Zampullin, ese ojo rojo es una pasada, un trabajo muy bueno con buena luz definicion y encuadre. Un saludo desde Zumaia.

Juan Aragonés dijo...

José María, muchas gracias por pasar y comentar. Me alegro que te gusten :-)
un abrazo

Francisco Negrin Afonso dijo...

Una gozada ese ojazo y las texturas del agua, diferentes a las láminas calmas con perfectos reflejos tan a la moda. Saludos cordiales desde estos ventosos islotes .