martes, 15 de abril de 2014

A horse with no name - Desierto de Tabernas

Nikon V1, 1 Nikkor 10-30, a pulso, exposición manual

Qué calma me transmiten estos paisajes desiertos, especialmente a la caída de la tarde cuando la temperatura se suaviza y el ángulo bajo de la intensa luz resalta las formas y el relieve. La tranquilidad del ambiente me invade mientras el sol cae y las alondras dejan de cantar para dejar paso a una vieja y espléndida canción que resuena en mis oídos. 


"On the first part of the journey
I was looking at all the life
There were plants and birds and rocks and things,
there was sand and hills and rings.
The first thing I met was a fly with a buzz,
and the sky, with no clouds,
The heat was hot and the ground was dry
but the air was full of sounds.

I've been through the desert on a horse with no name, 
It felt good to be out of the rain.
In the desert you can remember your name, 
'Cause there ain't no one for to give you no pain. 
La, la, la la la la, la la la, la, la
La, la, la la la la, la la la, la, la..."


2 comentarios:

Rafa Romero Porrino dijo...

Um... He decidido buscar el tema y ponerlo a tope mientras releía la entrada. Puedo intuir por qué se te vino a la cabeza.

Una gran foto de un paisaje singular al máximo. Eres un artista, podrías pasarte al cutrescoping jeje.

Un saludete!

Juan Aragonés dijo...

Gracias Rafa. Una canción con bastantes años pero que sigue siendo espléndida.
Lo del cutrescoping... primero me tengo que hacer con un telescopio porque la CP 4500 todavía la tengo ;-)