martes, 6 de mayo de 2014

Peregrinos

Nikon V1, FT-1, AFS Nikkor 500 VR f4, 1,4X-TC, trípode, exposición manual, sin hide
Este fin de semana me he vuelto a encontrar con esta pareja de viejos conocidos, ocupando su territorio habitual y sus posaderos favoritos. Tan solo en una ocasión los he podido fotografiar juntos, a primera hora de la mañana y en uno de los relevos que realizan para no dejar solos a los pollos. Supongo que está criando porque otros años a estas alturas están en plena fase de cría aunque el nido no es visible y está en un lugar sumamente recóndito, a salvo de molestias.
Uno de los mañanas, mientras estaba fotografiando grajillas, el macho se posó muy cerca de mí, tranquilo y relajado, aunque en un lugar bañado por la sombra. Decidí montar el teleconvertidor 1,4X-TC para intentar llenar encuadre y me permitió unos cuantos fotogramas aunque la escasa luz, y a pesar del estabilizador de imagen, me obligó a usar una velocidad de obturación muy baja y la mayor parte de las fotos están trepidadas aunque 3 o 4 se salvaron.

Una pena haber usado el 1,4X porque la extremada definición del sensor de la V1 pone en evidencia las prestaciones de este teleconvertidor, especialmente cuando la luz no es intensa.
Aún así, es un placer tener aun halcón salvaje posado tan cerca, observándote relajado y tranquilo :-)    

Nikon V1, FT-1, AFS Nikkor 500 VR f4, trípode, exposición manual, sin hide

Nikon V1, FT-1, AFS Nikkor 500 VR f4, 1,4X-TC, trípode, exposición manual, sin hide


3 comentarios:

Francisco Negrin Afonso dijo...

¡ Que privilegio disfrutar así de cerca de estas maravillosas aves !. Solo la adrenalina que inyectan con la mirada compensa cualquier esfuerzo. Muy atractiva la toma con los dos ejemplares y el entorno. Contrasta poderosamente el elemento mineral y vegetal seco con la nota de vida de ambos.
Enhorabuena.

Francisco Negrin Afonso dijo...

Bueenooo........se admite carpobrotus como acompañamiento vegetal :-))

Juan Aragonés dijo...

Sí que es una pena ver el acantilado invadido por los Carpobrotus, están por todas partes aunque ante un ave así te quedas absorto y te olvidas de todo lo demás :-)
Gracias por pasar y comentar