lunes, 4 de enero de 2016

Cigüeña negra

Nikon D7200, AFS Nikkor 500 VR+1,4X-TC, a pulso, exposición manual, sin hide

Nikon D7200, AFS Nikkor 500 VR+1,4X-TC, a pulso, exposición manual, sin hide
El comportamiento de los animales no deja de sorprenderme nunca. La cigüeña negra es una especie sumamente arisca, tímida y esquiva pero, sin embargo, este año me estoy encontrando que ese comportamiento parece haber desaparecido por completo cuando me encuentro con ellas. Durante noviembre y diciembre he pasado bastante tiempo observándolas e intentando fotografiarlas desde el coche y se han mostrado más tolerantes que nunca.  Las fotos de este adulto en vuelo son un buen ejemplo. Tras fotografiar el grupo de seis ejemplares en el que estaba posado, decidió levantar el vuelo y pasar muy cerquita del camino en el que tenía aparcado el coche. Esta vez me encontraba de pie, fuera del vehículo, e incluso así no se cortó un pelo. De hecho, algunas imágenes de la serie terminaron con un trozo de cigüeña cortada ya que pasó muy cerquita.
Por cierto, yo encantado de que se muestren así de confiadas :-) 

3 comentarios:

Linda dijo...

Beautiful photos, Juan! Happy 2016. :)

Juan Aragonés dijo...

Thanks a lot, much appreciated :-)
Happy 2016 to you too

Francisco Negrin dijo...

Preciosa la negra en vuelo, con ese plumaje lleno de irisaciones realzadas por esa luz de fábula.
Que sea siempre así para este 2016 recién estrenadito.
Saludos.