jueves, 13 de mayo de 2010

Recorte extremo y procesado digital

Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4XTC, a pulso, exposición manual

Ésta imagen es lo que yo considero un recorte extremo, mucho más allá de lo que suelo hacer ya que mi límite con una cámara de 12Mp está en un máximo de 5,5Mp. Sin embargo, a veces la calidad de los archivos digitales es tan alta que con algo de procesado en photoshop se consiguen ampliaciones espectaculares. Este retrato de cigüeña me ha empujado más allá de los límites habituales ya que esta composición tan apretada me atraía mucho desde un punto de vista artístico así que he decido probar a ver lo que aguantaba el archivo. Se trata de una cigüeña salvaje y en libertad y, aunque extremadamente tolerante a la presencia humana, para conseguir este encuadre hubiera necesitado una distancia focal superior a los 2000 mm (sin contar con el factor de recorte de la cámara) o reducir muchísimo la distancia a la cigüeña. Ninguna de las dos opciones era viable así que para conseguir mi composición, solo me quedaba recortar.


Detalle al 100% del recorte

RAW original


El RAW original tiene 12,21Mp y lo he recortado, si mis pésimas matemáticas no me fallan, a un equivalente de entre 1 y 1,5Mb para luego ampliar en photoshop mediante muestreos bicúbicos y conseguir un archivo procesado de 2500x1667 píxeles (4,16Mp) aproximadamente lo cual es una ampliación bastante respetable y que equivale a un tercio del archivo original (4288x2848 pixels, 12,21Mp). Es increíble lo que aguantan los archivos digitales y no me imagino la ampliación que un profesional de photoshop podría generar con un archivo de 4Mp pero puede ser tremenda, yo desde luego estoy encantado con la copia impresa que he recogido esta mañana y que voy a colgar de la pared de casa.


Otra alternativa que también considero y que es menos agresiva, más acorde con lo que yo suelo recortar, es ésta.


Como siempre, vuestras opiniones, críticas y sugerencias son muy bienvenidas :-)

6 comentarios:

Laura Herrera dijo...

Juan, te ha quedado genial, con todo detalle, felicidades! un abrazo

JM López dijo...

Un experimento muy interesante. Los resultados son sorprendentes.
Si, como dices, la copia impresa es para disfrutarla, es que está bien hecho.
Gracias por compartirlo
Un saludo

Atanasio Fernández García dijo...

Hola Juan! EL recorte al 100% ya lo dice todo sobre la calidad de la imagen y del procesado, tiene casi calidad de macro. No obstante, el encuadre del RAW y esos contrastes tan fuertes, también me gustan. Un saludo!

Rubén Rodríguez Olivares dijo...

Hola Juan:
Interesante entrada, es algo que yo no hago mucho, pero gracias a estas explicaciones lo voy a mirar, como se nota la calidad de las imágenes y de la cámara, que da para recortar.
Un saludo.

Pablo serrano Punzano dijo...

Hola Juan:
Eres todo un artista del procesado, le sacas un rendimiento espectacular a los raw.
Siempre he pensado que tan importante como tener un buen equipo es saber procesar adecuadamente las fotos. asi que tomo buena nota de tus lecciones.
un saludo y enhorabuena por el blog.

Jose A. Sencianes dijo...

Yo me quedo con el último recorte, mucho menos agresivo y, para mi, mucho mejor de composición. de cualquier modo, es un lujo pasar por tu blog proque siempre se aprende algo interesante. Un abrazo compañero!!