martes, 5 de abril de 2011

La vida entre los ranúnculos



Nikon D300 AFS Nikkor 500VR+1,4XTC, a pulso, exposición manual


El otro día pasé un buen rato junto a una pequeña charquita colapsada por una gran cantidad de flores de ranúnculo que la hacían parece cubierta de unaespecie de nieve primaveral. La charca estaba a rebosar de invertebrados y había un nutrido grupo de cigüeñuelas enfrascadas en sus discusiones primaverales y un par de moritos dándose un atracón de comida. La charca estaba situada junto a la cuneta de un camino así que detuve el coche y, escudándome en su sombra, me acuclillé al borde del agua, apenas a tres metros del camino. Las aves ni se inmutaron y permitieron que durante un buen rato fotografiara a placer. Desgraciadamente el día estaba cubierto de nubes y no pude disfrutar de la espléndida salida del sol. No quiero ni imaginar lo bonitos que hubieran salido esos moritos con los primeros rayos de sol que salía a mi espalda. Otra vez será pero, de momento, estoy encantado con lo que me traje :-)

8 comentarios:

Jose A. Sencianes dijo...

fggrgrgrrfrfrf!!!!! vaya tela Aragonés.... y vaya charquita eh??? A pesar de verlas por segunda vez... me dan una envidia tremendaaaaa!!! Abrazos

Ars Natura dijo...

Pues sí, están muy bonitas con esa alfombra de ranúnculos floridos.

Un saludo.

Maria dijo...

MAgnificas fotografias!!! me han encantado todas... Yo, como José, tengo envidia de tus fotos, ja,ja... Me encantaria poder tomar algunas parecidas por lo menos!!!

Un gran saludo..

Maria

Jose Manuel dijo...

te digo lo mismo que en el mini foro AAAAAAARRRRRRRRGGGGGG

Juan Aragonés dijo...

Muchas gracias por pasar y comentar :-)

Rubén Rodríguez Olivares dijo...

Juan, de verdad que estoy preparando un papelito donde ponga que tienes prohibido el paso a cualquier zona de Doñana, como consigues tu esas fotos con un día que vas y yo que estoy allí todos los días no las consigo????? como dice Jose Manuel AAAARRRRRGGGGGG
Me gustan mucho, compañero. Lo que tenemos que hacer es una quedada ya.
Un abrazo.

Atanasio Fernández García dijo...

Hola Juan, qué preciosidad de imágenes! Ese tapiz de ranúnculos es perfecto para buscar desenfoques con las flores. La primera,la del morito, me encanta! Y encima desde la orilla de un camino! ¿Además querías que saliese el sol? Un abrazo!

Juan Aragonés dijo...

Rubén, voy a tener que ir de incógnito para que no me prohibáis la entrada je, je
A ver si nos podemos coordinar los cuatro para esa quedada ;-)

Atanasio, es que me pegué el madrugón del siglo para estar allí a la hora de la amanecida y... claro. Je, je, ya sabes que esto es como un vicio muy grande y uno siempre quiere más :-)