jueves, 1 de septiembre de 2011

Días de playa (II)




Nikon D300, AFS Nikkor 70-300VR, a pulso, exposición manual

La playa ha dado mucho de sí este verano y tenía tantas ganas de fotografiar que incluso cogía la cámara en momentos del día que no son los más adecuados y con motivos muy diferentes a los que usualmente suelo prestar mi atención. Mientras fotografiaba olas a media tarde, con una luz demasiado intensa y contrastada para las aves, y a contraluz, comencé a prestar atención a la transparencia del agua que la cámara convierte en un momento estático, una especie de pared de hielo en la que las cosas quedan atrapadas como por arte de magia. Partículas de arena, algas, rayos de sol que se filtran, el pié de un bañista que desaparece tragado por la espuma, un niño dentro de una ola… Días de playa :-)

2 comentarios:

Antonio Martínez Rúa. dijo...

Qué buenas, nen.
Me gusta mucho el planteamiento de las fotos de esta y la anterior entrada, bastante diferente de los clásicos retratos y fotos de "gentes".
Un poco al estilo de fotos de bichos, jeje.
Pero macho, ¿ónde has metido a la familia?? que eso parece un tsunami!!!!
Saludos!

teca dijo...

Uma beleza de fotografias...

Beijo carinhoso.