domingo, 23 de octubre de 2011

El baño de las gaviotas





Nikon D300 AFS Nikkor 500VR, a pulso, exposición manual
Las gaviotas me gustan mucho por diversos motivos: aves elegantes, adaptables, muy expresivas y símbolo del mar, un ambiente que siempre me atrae mucho a pesar de que lo tengo muy lejos. No me canso de fotografiaralas a pesar de que son comunes y, para muchas personas, aburridas pero a mí el hecho de que sean comunes no me inhibe. Más bien al contrario ya que sacar imágenes interesantes de lo cotidiano es muy estimulante.
Este verano tuve la oportunidad de fotografiarlas en una playa en la que, una ténue lámina de agua dulce circulaba por encima de la arena camino al océano. Apenas unos dedos de agua pero las aves los aprovechaban para beber y bañarse cuando los bañistas dejaban vacío el lugar. La verdad es que creo que más que otra cosa, estaban dedicándose a disfrutar del momento porque, en realidad, parecía que jugaran, levantándose de repente como si huyeran, para posarse a medio metro, salpicando agua, persiguiéndose o, simplemente, mirando la puesta de sol. Supongo que, como nosotros, los animales también disfrutan de puestas de sol y cosas por el estilo :-)

1 comentario:

Ramón Suárez dijo...

Pues serán aves comunes y muy fotografiadas pero has conseguido unas tomas expectaculares: La nitidez, las poses del ave, las gotas de agua y sobre todo esa luz ..
Saludos!!
http://avesyestrellas.blogspot.com