jueves, 15 de diciembre de 2011

El surf de los zampullines




 
Nikon D300, AFS Nikkor 500VR+1,4X-TC, trípode, sin hide, exposición manual, aproximadamente 9Mp

El otro día tuve la ocasión de disfrutar de las correrías de un grupo de zampullines comunes. Estos bichos son muy nerviosos y apenas te dan un segundo para enfocar, encuadrar y disparar antes de sumergirse, más aún si estás fotografiando sin hide como suelo hacer yo. Tras un buen rato tumbado en la orilla de la laguna y protegido por una sombra que había a mi espalda las aves comenzaron a mostrarse indiferentes a mi presencia. Indiferentes y no ignorantes, ya que no superaban una distancia mínima de acercamiento lo cual es evidencia de que me controlaban perfectamente.
De vez en cuando, los zampullines emprendían una vertiginosa carrera sobre la superficie del agua y no pude resistirme a tirarles unas ráfagas. Nunca me había percatado de un detalle que las ráfagas de fotos me permitieron apreciar. Los zampullines hacen surf. Esas carreras sobre la superficie del agua terminan, una y otra vez, en una especie de patinaje en el que el ave aprovecha el impulso generado por la carrera para deslizarse por la superficie un par de segundos sobre el vientre. Para ello levantan las alas y las patas y dejan de moverlas mientras “surfean”. Fotografié este comportamiento en, al menos, cuatro ejemplares distintos así que no parece una cuestión individual sino un comportamiento específico que me había pasado desapercibido hasta ahora.

7 comentarios:

Javier Albiac dijo...

Ufff!!! Juan vaya serie más buena, si tengo que escoger una me quedo con la primera. Un saludo

Ramón Suárez dijo...

¡Curioso comportamiento!. Las fotos son la leche: calidad total, nitidez y una luz de cine.
Saludos!!

Jesús Giraldo Gutiérrez del Olmo dijo...

Una buenas entrada Juan, y sobre todo grandes fotos de las dificiles de hacer. Un abrazo

Alberto Benito dijo...

He hechado una ojeada a tu blog y me gusta mucho, la secuencia de pesca de la picofina está muy bien!! Ahora mismo me hago seguidor.
Un saludo

Atanasio Fernández García dijo...

El detalle que has conseguido con esta serie de imágenes es la mejor evidencia de su peculiar técnica de vuelo sobre el agua. En varias ocasiones los he fotografiado haciendo esto mismo (en cuanto escuchas el chapoteo de sus patas sobre el agua se te va el dedo al disparador!), pero no con tanta calidad, congelado los detalles cruciales. Un abrazo!

Juan Aragonés dijo...

Muchas gracias por pasar y comentar :-)

Félix Fernández dijo...

Ufff, aquí hay jamón del bueno. La primera es de nota alta, eso no es fácil de hacer y aunque casi todos lo intentamos pocos lo consiguen